Desde su entrada en servicio la han utilizado más de 45.000 circulaciones
 Córdoba-Málaga cumple dos años
El 23 de diciembre de 2007 la totalidad de los 155 kilómetros de la línea de alta velocidad Córdoba-Málaga entró en funcionamiento para comunicar, por primera vez con alta velocidad, el Mediterráneo y el interior peninsular. Desde entonces cerca de 45.000 circulaciones han pasado por esta infraestructura que cuenta con índices de puntualidad de en torno al 99 por ciento.
Texto: Javier Marcos

Dos años han pasado desde que se inaugurara la línea de alta velocidad entre Córdoba y Málaga que acortaba en 25 kilómetros la distancia por ferrocarril entre las dos ciudades andaluzas. Los resultados en calidad, puntualidad y ocupación han dado la razón a quienes, en su momento, plantearon la necesidad de construir esta línea que pone Madrid y Málaga a 150 minutos de viaje y extiende sus beneficios a ciudades como Algeciras y Granada.
Además de la seguridad inherente al ferrocarril, la puntualidad es otra variable que logra con éxito esta línea, cuya construcción fue cofinanciada por la Unión Europea en el período 2000-2006, con una ayuda que asciende a 852’5 millones de euros, a través del Fondo de Desarrollo Regional (FEDER) por el Progama Operativo Integrado de Andalucía. Así, en 2009, la puntualidad acumulada se acercó al 99 por ciento en los Ave de Larga Distancia y aún más, en Media Distancia.
Por otro lado, la entrada en funcionamiento de la línea completa produjo un aumento de viajeros que, en el caso de vialia Málaga María Zambrano, ha supuesto más del 84 por ciento pasando de 1.248.369 de personas, en 2007, a superar los 2’3 millones, de 2009, que decidieron utilizar los trenes de alta velocidad. Asimismo, la presencia allí del único vialia de alta velocidad que, hasta el momento, existe en España logró el año pasado ingresos comerciales que superan los siete millones de euros, un 482 por ciento más que en 2006.
Con respecto a lo que piensan los clientes, el resultado también es alentador. En una encuesta realizada el pasado año, el 96’9 por ciento de los entrevistados estaban satisfechos o muy satisfechos del servicio ofrecido. En el caso de las estaciones de Puente Genil-Herrera, Antequera Santa Ana y vialia Málaga María Zambrano, superaron la calificación de ocho (sobre diez) en Calidad Global. Asimismo, cerca de 118.000 visitas al Puesto de Información y Atención al Cliente (Piac), entre mayo de 2007 y final de 2009, confirman el interés del ciudadano por esta infraestructura.

Vialia Málaga María Zambrano
Por vialia Málaga María Zambrano, inaugurada un año antes de la llegada de la alta velocidad, pasaron en 2009 cerca de cuatro millones de viajeros.


La alta velocidad ha significado para Málaga una nueva configuración urbana en la que el soterramiento de las vías, ha permitido la integración del ferrocarril

Córdoba
Al entrar en la estación de Córdoba, es fácil apreciar que la alta velocidad ya lleva bastante tiempo configurando su funcionamiento, exactamente desde 1994, año en que entró en servicio adaptada a la primera línea de alta velocidad, Madrid-Sevilla, inaugurada dos años antes.

Dos fases
La línea se puso en servicio en dos fases; los primeros 100 km, entre Córdoba y Antequera-Santa Ana, entraron en servicio a finales de 2006, y, los restantes 54’5 en diciembre de 2007, hasta Málaga. Ésta segunda fue la parte más compleja en su construcción por tratarse de un trazado de complicada orografía salvado por viaductos y túneles hasta Cártama.

CRC de Antequera
Desde el Centro de Regulación y Control (CRC) de Antequera, se gestiona el tráfico ferroviario de alta velocidad entre Córdoba y Málaga. Con ayuda del CTC (Control del Tráfico Centralizado) este centro gobierna y controla las instalaciones de esta línea que está equipada con siete Puestos Locales de Operaciones, cuatro Puestos de Cantonamiento y un Puesto Regional de Operaciones en Puente Genil (desde el cual es posible gobernar toda la línea).

Base de Mantenimiento
Una vez construida la línea y puesta en servicio, el mantenimiento adquiere especial protagonismo. Es una misión que realiza la Gerencia de Mantenimiento de Alta Velocidad Sur, adscrita a la Dirección de Mantenimiento de Alta Velocidad de la Dirección Ejecutiva de Red de Alta Velocidad. Su centro operativo es la Base de Mantenimiento de Antequera que está compuesta por un edificio de oficinas, varios almacenes y cuenta con vías de ancho internacional y nacional, así como su propio intercambiador de ancho. Esta singularidad le proporciona flexibilidad y hace que sea aprovechada para el acopio del material destinado a la construcción de la línea de alta velocidad Antequera-Granada.

‘Homenaje al viajero’
Cristóbal Toral realizó la impresionante obra que preside la entrada de la estación de Antequera-Santa Ana y que tituló ‘Homenaje al viajero’ un tema, el del viaje, recurrente en sus trabajos y nunca mejor situado que en esta ocasión, frente a un lugar de encuentro y de comunicación como es la estación antequerana de alta velocidad.

  <
Portada

bombardier
Staff