HomeStaffSumarioLínea gráficaReportajesAgendaMiradasBoletínNúmeros anteriores
 
 La línea más avanzada en tecnología y  construcción
La línea de alta velocidad Madrid Barcelona, en su comparación con líneas similares en otros países, es la más avanzada desde una perspectiva tecnológica y constructiva, y una de las más importantes del mundo.
Texto: Alfonso Marco

El primer aniversario de la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona es una buena ocasión para valorar las características de esta línea, así como para analizar esta experiencia de la alta velocidad española relacionándola con el resto de los países que cuentan con líneas ferroviarias de este tipo.
Desde el punto de vista tecnológico, la línea Madrid-Barcelona puede considerarse la más avanzada del mundo, atendiendo sus características constructivas: entre otras razones porque entre los puntos kilométricos 11’6 y 583’7, es decir, los 572 kilómetros, que constituyen el 90 por ciento de la longitud de la línea, es posible alcanzar, al menos, 300 km/h.
Éste es un hecho único en el selecto grupo de la alta velocidad, a mucha distancia de cualquier otra línea. Sin contar la nuestra, la más avanzada sería la línea francesa del Este en la que en 258 kilómetros puede circularse con continuidad a velocidades de entre 300 y 320 km/h. .
Otro elemento que sitúa la línea española en cabeza de la vanguardia de la alta velocidad es la modernidad de sus equipamientos. Por ejemplo, es la línea en servicio con el sistema Ertms instalado en una mayor longitud de vía, triplicando así a las siguientes líneas de alta velocidad con este sistema, las italianas de Milán a Bolonia y de Roma a Nápoles con (182 y 178 kilómetros, respectivamente).
Por longitud, actualmente, ocupa un segundo lugar con los 621 km que separan ferroviariamente Madrid y Barcelona. Delante está la francesa del Mediterráneo (711 km), aunque a favor de la española está que las velocidades punta son más elevadas. Más aún, una vez se llegue a Figueras y Perpiñán, rebasará la longitud de la línea francesa (744’3 y 788’4 km) para convertirse también por su longitud en la primera del mundo.
conexión norte-sur
Por otra parte, habría que referirse a la línea de alta velocidad formada por la continuidad de las líneas del Sur y Madrid-Barcelona, que supone gracias a la circunvalación de Los Gavilanes, de Madrid, quedan conectados en alta velocidad recorridos de 1.121 y 1.079 km entre Barcelona-Málaga y Sevilla, respectivamente, los tramos más largos por recorrido exclusivo de alta velocidad del mundo. Desde su puesta en servicio el 10 de enero pasado han superado el recorrido de 1.077 km Bruselas-Marsella, y además con mejor velocidad media: 197 km/h el AVE de Málaga por 196 entre Bruselas y Marsella.

Conexión Norte-Sur
Por otra parte, habría que referirse a la línea de alta velocidad formada por la continuidad de las líneas del Sur y Madrid-Barcelona, que supone gracias a la circunvalación de Los Gavilanes, de Madrid, quedan conectados en alta velocidad recorridos de 1.121 y 1.079 km entre Barcelona-Málaga y Sevilla, respectivamente, los tramos más largos por recorrido exclusivo de alta velocidad del mundo. Desde su puesta en servicio el 10 de enero pasado han superado el recorrido de 1.077 km Bruselas-Marsella, y además con mejor velocidad media: 197 km/h el AVE de Málaga por 196 entre Bruselas y Marsella.

Características de la línea
Compartiendo algunas de las características de las líneas mundiales de alta velocidad, esta línea añade algunas que superan los parámetros constructivos de cualquier otra, por ejemplo, los radios de curva mínimos normales son de 7.250 metros; la anchura de la plataforma, el diámetro de los túneles, la electrificación a 2x25 kV 50 hZ en corriente alterna monofásica, entre otras características, conforman una línea diseñada y construida para velocidades sostenidas superiores a los 300 km/h.
Es obligado referirse, además a las características orográficas del espacio que atraviesa, que incrementan su valor. Madrid se encuentra a 617 m sobre el nivel del mar y Barcelona al nivel del mar, pero entre las dos capitales la línea ha debido superar el Sistema Ibérico y la Cadena Costera Catalana, ascendiendo hasta una máxima altitud de 1.219 m. en Alcolea, con numerosas y sostenidas pendientes de 25 milésimas.
Otro elemento diferenciador y destacable es la elevada cantidad de grandes obras necesarias para su construcción, sin parangón en otras líneas mundiales, que hacen aún más significativo el valor de la línea: 46 túneles, con unos 50 km de longitud total; siete de ellos de más de dos kilómetros de largo. Además 67 viaductos y puentes, de más de 200 metros; tres de ellos de más de dos kilómetros.

Comparativa con otras líneas
Actualmente, la línea de alta velocidad más larga del mundo es la línea de París al Mediterráneo, de 711 kilómetros que, en realidad es la unión de tres líneas construidas progresivamente, la línea 1 París-Lyon, la 2 Lyon-Valence y la 3 Valènce-Marsella.
Ninguna otra línea francesa de alta velocidad, incluyendo las prolongaciones en Bélgica y el Reino Unido llega a los 500 km. En el resto de Europa apenas una línea alemana pasa de los 300 (Hannover-Wurzburgo) y las demás quedan por ahora debajo de los 250 km en Italia, Bélgica, Reino Unido, Holanda Suiza, Estados Unidos, Turquía y el resto de las líneas alemanas.
Sólo existen tres líneas japonesas por encima de los 500 km, aunque con muchos tramos con velocidades por debajo de los 250 km/h (Tokaido Shinkansen, Tokio-Osaka; Sanyo Shinkansen, Hakata-Osaka y Tohoku Shinkansen, Tokio-Hachinohe). Además están las líneas de Corea del Sur (Seúl-Pusán) y de Taiwan (Taipei-Kaohsiung), de menos de 400 km y las chinas, también de longitudes inferiores a 400 km, por ahora.

 
Portada

baviera
londres
bombardier
Staff