La Vía Verde de la Subbética
 


cortesía de FreeFind
 
 
   
 
La Vía Verde de la Subbética discurre durante 58 kilómetros por el sur de la provincia de Córdoba Siguiendo el trazado del antiguo Tren del Aceite. Hoy este recorrido, entre el río Guadajoz en las cercanías de la localidad de Luque y el pueblo de las Navas del Selpillar, permite disfrutar a ciclistas y caminantes de los paisajes del Parque Natural de la Sierra Subbética y de la avifauna de la Reserva Natural de la Laguna del Salobral.
   
 

El inicio de la Vía Verde Subbética se produce en el viaducto del río Guadajoz, límite natural entre las tierras de Jaén y Córdoba. Tras cruzar el río se asciende por una suave y continuada cuesta entre olivares que toca a su fin tres kilómetros más arriba, concretamente en el llamado Collado de las Arcas.
En este punto se encuentran los restos de un antiguo apeadero del tren y de un cargadero de mineral. A partir de aquí se llega a uno de los espacios más atractivos de esta ruta: la Laguna del Salobral.

Excepcional paisaje
En este paraje, la vía se eleva desde el principio en un terraplén que, sumado a la cota natural del terreno, hace que la antigua plataforma ferroviaria sea un lugar excepcional para observar la Laguna del Conde o del Salobral donde unos miradores permiten contemplar el paisaje que, en primavera, se colma de agua y patos.En el km 10, una suave ascensión entre curvas acerca a la estación de Luque, ahora restaurante que ha recuperado elementos de la explotación ferroviaria.

Antes de la siguiente escala, Zuheros, se puede aprovechar para subir a la roquera villa de Luque, por un camino de tierra que trepa desde la misma estación. Un recorrido al pie de las peñas de la sierra llega a los restos del apeadero de Zuheros.
Las viviendas del pueblo se encuentran a una cota superior a la de la vía, ascensión que tiene una buena recompensa: pasear las calles de Zuheros, máxime si se recorren en primavera, en plena floración, raya entre los términos de Lucena y Aguilar, pero será necesariamente itinerario de ida y vuelta.

Historia
En 1893 circularon los primeros trenes por Jaén camino de Puente Genil. Con esta nueva vía, la Compañía de los Ferrocarriles Andaluces creaba un nuevo acceso a Andalucía desde Linares, enlazando en Puente Genil con sus trazados que, desde Córdoba, iban a Málaga y Algeciras. Esta vía suponía una competencia al principal acceso ferroviario desde la meseta que, explotado por la todopoderosa compañía MZA, discurría por el valle del Guadalquivir.
Esta Vía discurre por el tramo cordobés del ferrocarril que recibió el nombre popular de ‘Tren del Aceite’, que ha heredado la Vía Verde que discurre por Jaén (Líneas del Tren núm. 319, págs. 48-49). Esta línea tuvo durante casi toda su existencia una precaria actividad que se mantuvo hasta 1985, cuando se clausuró el tramo Jaén-Puente Genil.

   
Mapa de la zona
Datos de interés