Córdoba y Málaga, cada vez más cerca
 


cortesía de FreeFind
 
 
   
 
La red española cuenta con diferentes tipos de traviesas compatibles con las infraestructuras ferroviarias que tienen el ancho internacional, es decir, 1.435 milímetros. Para vía con balasto, existen tres modelos de ancho fijo UIC, con los que se han construido las líneas de alta velocidad; otros tantos polivalentes instalados en la red convencional (dos monobloque y uno bibloque); y el de tres carriles. En el caso de vía hormigonada, sin balasto, hay una traviesa bibloque y una solución de bloques independientes (soterramientos de Castellón y de Getafe), así como una vía de tres carriles con ‘carril embebido’ (instalado en eltramo de ensayo de Olmedo y en Puerta de Atocha).
   
 

Traviesas de ancho UIC
Tipo AI-88 y AI-89.
Se trata de las traviesas de la línea de alta velocidad Madrid-Sevilla, de hormigón monobloque pretensado (con armaduras pretesas o postesas), con sujeción Vossloh HM,
Tipo AI-99.
Es la traviesa de la alta velocidad Madrid-Barcelona (se han utilizado 1.725.983 unidades hasta Lérida) y del acceso a Toledo, y la que se instala en los nuevos accesos al Norte-Noroeste Madrid-Segovia-Valladolid-Medina del Campo y el corredor Córdoba-Málaga.

Traviesas polivalentes
Tipo PR-90 y PR-01.
En ambos casos, básicamente es la misma traviesa de hormigón monobloque, cuya sóla diferencia es la sujeción usada, Skl-1 para la PR-90 y VM en la PR-01.
El peso, según el fabricante, oscila entre 295 y 315 kg. Tienen 2’60 m de largo con un ancho de cabeza de 30 cm. Su funcionalidad permite dos emplazamientos de cada carril, manteniendo el eje de la vía para facilitar su montaje en ambos anchos.
Otros modelos:
- Bibloque PB91 (utilizada en ‘rehabilitación progresiva’).
- Bibloque Stedef (para vía hormigonada).
- Bloque Tranosa (para vía hormigonada).

Traviesas de ancho mixto
Traviesas AM-00.
Este modelo de ancho mixto para vía de tres carriles ha sido instalado en el tramo Tardienta-Huesca de la línea de alta velocidad Zaragoza-Huesca, en un recorrido de 20’7 kilómetros.
Son muy resistentes y de sección rectangular, con anclajes al tresbolillo para facilitar su fijación, dado que entre los dos carriles más cercanos hay que montar dos sujeciones (una por carril) y con placa elástica y de igual superficie de apoyo, y con igual superficie de rozamiento que las AI-99.
Su peso es 400 kg/unidad y su longitud llega a 2’75 m, situándose los carriles extremos a diferente distancia de los extremos de las traviesas. El ancho alcanza 300 mm y la altura en las secciones bajo carril 232 mm.